Puede que alguno piense que soy un genio
solamente por rimar algunos versos.
La verdad es qué, tan sólo, soy un impostor
que intenta disfrazar su dolor.
Me estoy volviendo muy loco
intentando que alguien me entienda
pero a mi lado quedan ya, pocos,
desde que mi cabeza está en contienda.
Rimar es la forma que tengo
de socializar con mi soledad,
y no acabar en el loquero
con un ataque de ansiedad.
Hace tiempo que estoy solo
y hasta ahora lo llevaba bien.
Ahora también me siento solo
esté con quién quiera que esté.
No puedo, a veces, soportar
que digan que es que estoy enfermo.
¿Cómo no me voy a desquiciar
si a mi alrededor todo es infierno?
Preferiría tener, de todo, menos,
pero amigos, muchos más.
Y aunque tengan que estar lejos
que sean amigos de verdad.
Dejar de pensar que estoy enfermo
porque lo piensen los demás.
Ya escribí mil veces en mi cuaderno
que, ni puedo, ni quiero cambiar.
Que si es por mi personalidad
no va a haber nada que lo cambie
Y si, como dicen, soy bipolar
no me lo va a curar nadie.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s