Yo no me puedo callar.
Necesito expresarme.
Aunque tenga que rimar
para poder quejarme.
Porque si empiezo a gritar
intentarán encerrarme
sólo por ser bipolar
y necesitar desahogarme.
¿A quién le parece normal
qué, por a una enfermera gritarle
me pudieran llegar a atar
y alguna droga inyenctarme?
Nunca lo podré olvidar,
y aunque lo mío no es vengarme
no voy a dejar de protestar
para que algunas cosas cambien.
Yo exijo dignidad
la próxima vez que me ralle
y me quieran encerrar.
Exijo que no se me trate
nuevamente tan mal
o no habrá quién me pare.
No por enfermo mental
hay derecho a que te aten.
Pues eso puede traumatizar
al más común de los mortales.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s