El peor de los poetas
pudo ser tu mejor amante.
Con caricias imperfectas
deteníais los intantes.
Ahora tú eres eterna
y él está roto en mil pedazos,
que va repartiendo entre sus poemas
y algún que otro garabato.
Él hizo con el diablo un trato
pero lo quiso engañar
y ahora vive condenado
a vivir para rimar
por tener que estar callado
y no poder gritar
que vuestro único pecado
fué el pecado de amar.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s