Que difícil es hacerse mayor,
ver que tu familia depende de ti
y que sólo tienes en tu haber
Un lápiz y un papel,
y mucha necesidad de escribir.
Tengo también una pensión
que no sé si es maldición,
pues tomo una medicación
que roba toda mi imaginación
y hasta las ganas de vivir.
Pero no me voy a rendir,
a la calle voy a salir
a mostrar al mundo mis poemas,
así no me cortaré las venas
por sentir que nadie escuchó mis penas.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s