Y qué iba yo a hacer?
Si tú caíste en sus labios
yo caí después.
De verdad lameto decir que gocé.
A mí me hizo feliz también.
Pero lloré.
Lloré ríos, mares, océanos…
Sentí mil veces la culpa en mi pecho.
Dulce castigo su cicatriz.
Y sí. Lo siento.
Pero volvería a hacerlo.
Mil y una veces hasta que funcionara.
O hasta que tú conmigo acabaras.
Lo siento más de lo que nunca reconoceré.
Pero te juro que no lamento la experiencia.
No lamento haber sentido su esencia.
Créeme que mi amor era puro.
Sólo por eso quise usurpártelo.
Si soy débil, utópico, o loco, que más da?
Si se trata de llorar, ya son muchos años.
Si trata de vencer, siempre he vencido.
Incluso en mis derrotas he ganado.
Asi que mátame, o déjame libre.
Pero nunca pediré perdón por haber amado.
Aunque todo sea origen de un bendito pecado.

Descarga mi primer poemario gratis aquí. Paga sólo lo creas adecuado, paga sólo si lo consideras adecuado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s