Querida prima.
Recuerdo que ya desde niños
pensabamos distinto
a lo que decían.
Desde temprano fuimos juntos rebeldía
Y tus vinilos en mi alma, melodía.
Tus cantautores, tu metal y tu bethoween.
Fantasía…
Hoy te vas.
Sin despedidas
Sin adiós
No volverás.
Dejando un hueco en mi pecho
y soledad…
Y mientras miro fijo al techo
Lloro y pienso:
por qué te vas?
Si quedaron tantas cosas por contar.
Si parecía que el camino
se volvía a juntar…
Pero no.
Hoy te has marchado
y ya nunca volverás.
Sin despedidas.
Sin adiós.
Nunca jamás.
Fuiste mi hermana a mi más temprana edad.
Nos encantaba ver la bola de cristal,
a Don Sabino, a Petete y muchos más.
Tú me enseñabas a sumar y a restar
y qué sepas que de adulto
en las mates fui un crack.
Y hoy no estás.
Y mientras escribo estas lineas vuelvo a llorar.
Por qué te vas?
Primera amiga,
hermana del alma,
persona esencial.
Hoy te vas
Sin despedidas
Sin adiós
No volverás
Y al final…
Soledad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s