Casi nunca es por el dia.
Es en las noches oscuras,
al volver a mi cama vacía,
cuando me visitan las musas.

Es cuando viene la agonía
y mi boca se queda muda,
cuando me salen las poesías,
cuando mi alma se desnuda.

Es a esas horas tardías,
cuando mi mente nublas.
Cuando en ti me perdería.
Cuando mis sueños te buscan.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s