No es mi culpa ser diferente.
Ni tampoco quiero cambiarlo.
Aunque parezca un bicho raro
no voy juzgando a la gente.
Pido para mí el mismo trato.
Sólo quiero que se me respete
como yo intento hacer siempre.
Si no te gusta estar a mi lado
apártate de mí y vete.
Si ya me has prejuzgado
no pienso hacer alegatos.
Vete por donde has llegado.
No acepto condenas a muerte.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s