Mi cama ya no se siente vacía
desde que conozco tu sinfonía,
desde que está en mi compañía
y me regala su alegría
Ella me cuenta historias.
Recita versos de colores.
Vuelve mi cabeza una noria.
Y me levanta pasiones.
Pero a veces es perversa,
y sabe acrecentar mis miedos,
pero cuando le digo te quiero
ella me entrega sus besos…
Y los disfruto con agrado,
pues son tan dulces y tiernos
que si durante sus besos muero,
será mi final el más grato.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s