Sociedad

No creo en tus mentiras.
Ni siquiera ya, en tus verdades.
Desde que amanece deliras
e impones tus falsedades
No me importa ya tu opinión
ni si te duelen mis esquemas.
Eres como el vino peleón
que mis neuronas quema.
Eres sólo una sinrazón,
de ricos y pobres la tentación.
Pero hoy te digo sociedad mía:
No vuelvas a meterte en mi vida.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s