Tal vez mi verdadero amor sea la dama blanca.
Esa quién a tantos espanta.
Tal vez su beso sea el mas placentero
de los pocos que he podido dar.
Tal vez su amor sincero
me pueda llevar a ese lugar
donde todo es hermoso,
donde no existe el mal,
donde pueda ser un niño caprichoso
y sólo pensar en jugar.
Tal vez ella me de la paz
que necesita mi alma
Tal vez sea la única digna de llenar mi cama.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s