Desearía mandarlo todo a la mierda.
Colgar de mi techo la cuerda
que perdone todos mis pecados.
Dormir por última vez a tu lado
y despedirme para siempre.
Dejar colgado mi cuerpo inerte
y no volver a sufrir por amor.
Despedirme por siempre del rencor
y de los dolores de mi mente.
Estar por siempre ausente
y sólo vivir en el recuerdo
de aquellos a quién más quiero.
Desaparecer y olvidar que existí
Tal vez así, en el mas allá, pueda ser feliz.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s