Venid demonios del inframundo.
A ver si tenéis la maldita suerte
de llevaros mi alma inerte,
y así hayar paz en mi mundo.
Pero os costará vuestras agallas
si es que acaso las tenéis.
Pues se utilizar las mañas
de la podredumbre de mi sien.
Regurgitar vuestros fuegos interiores.
Saciadme con vuestros ardientes licores.
Corromped mi mente si lo deseais.
Os juro que conmigo no acabais
Venid malditos demonios!!
Llevadme por siempre si lo pretendeis!!
Llevadme a la tumba a vuestro modo!!
Hacedlo ahora o me perderéis!!
Os juro que fui un ángel.
Os juro que fui un diablo.
Os juro que os conozco de antes.
Sé muy bien de lo que hablo.
Quizás es fácil usurpar mis sueños.
Pero ya no me siento pequeño.
Soy grande entre los grandes.
Soy el rey de mi propio hades.
En mi locura mando yo.
Yo decido si la deseo o la desecho.
Lo decido sólo yo.
Caminar por este pasillo estrecho
o por la inmensidad de este mundo.
Sólo yo decido cuando ser un vagabundo.
O cuando ser el dios de mi submundo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s