Quizás…

Quizás, un día te des cuenta,
de que no puedes vivir sin mí.
Ese día, quiero que sepas,
que seguiré estando aquí…
Deseando tus abrazos,
tus caricias y tus mimos.
Te acurrucaré entre mis brazos,
y te daré todo mi cariño.
Ese día, volveré a ser niño,
y jugaré contigo a lo prohibido.
Ese día, te regalaré mi alma,
y a tus penas otorgaré calma.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s