Nada tengo

Sé que nada tengo, más allá de mis poesías.
Pero me levanto con ganas cada día,
de luchar por tantas injusticias:
Las de mi exjefe y su avaricia.
Las de la locura mal vista.
Las del pobre que es artista.
Las del viejo sin compañía.
Las del niño sin caricias.
Se que sólo soy un hombre,
que nunca llegará lejos mi nombre,
pero mientras pueda dar mis pasos,
sé que algunos podrán caminar,
por delante o con retraso,
gracias a mi humilde andar.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s