Nunca Jamás Te Vayas…

Tu voz en mis tímpanos, por siempre acogida.

Tus ojos en mi retina, nunca jamás se olvidan

Tus labios aterciopelados, por siempre deseados…

Tu piel… tu piel… dulce veneno con sabor a pecado.

Vivo pendiente de tu sombra, de tu aroma, de tu sexo…

Tal vez no te quedes, pero jamás te vayas, ¡te lo ruego!

Ansío tus horas, mas que las mías propias,

No vivo, si no es por tu vida, sin ella ¿De qué sirve la mía?

Tal vez no te quedes, pero jamás te vayas.

Por Dios, por su amor, nunca jamás lo hagas…

Ya no sé extrañarte, pero te quiero mas que a nada.

Mas que a la vida, pues esta algún día se acaba,

sin embargo, este sentimiento es eterno, infinito…

Mas allá de mi muerte, mas allá de lo que es instinto…

Tal vez no te quedes, pero nunca jamás te vayas.

No destruyas así mi alma. ¡Por Dios!, nunca, nunca, jamás te vayas.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s