Sweet Daddy

Desconozco cual es la mirada de mi sangre.

La desconozco, pero tú nunca quisiste conocerla.

Cuantos cruces de caminos habremos compartido?

Cuantas veces habremos deseado cambiar lo vivido?

Soy tan fuerte como débil gracias a ti.

Gracias a la ausencia de ti.

No te quiero, es mas, te odio.

Hace años que lo hago.

Sin embargo extraño lo que pudo ser,

lo que tendría que haber sido,

el hogar que debería haber tenido.

No te recuerdo apenas

pero si recuerdo tu aliento

putrefacto de vino cerca de mi olfato,

recuerdo las lagrimas que dejaste

en el rostro que me dio la vida;

vida que se corrompió desde bien temprano.

No te debo nada, y nada tendrás de mí,

lo que soy, mucho o poco

nada tiene que ver contigo.

Soy persona, más de lo que tú serás jamás

pero no es gracias a ti,

aunque sí tal vez sea gracias a odiarte,

a ti y todos los que son iguales a ti:

fuertes-cobardes ante los indefensos,

simples cobardes ante los ojos del resto.

Sigo vestido de oscuras prendas

con la misma idea para cuando te mueras.

cambiar mi atuendo a colorido

y a sonrisa mi llanto.

Y seguiré llevando por bandera

el respeto al ser amado,

aunque probablemente no sepas

que tiene esa palabra como significado.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s