Sufre como yo.

Hoy, más que nunca, quiero dañarte el corazón,

que sepas lo que yo he pasado por creer en tu amor.

Quiero que llores mil veces el haberme perdido,

tanto como lloré yo, por una vez haberte querido.

Quiero verte triste y no tener ninguna compasión.

Aunque me lo pidas de rodillas, no te daré mi perdón,

porque tu tampoco tuviste piedad conmigo,

por eso, quiero que sientas este mismo castigo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s