Pobre loco.

No me hables de dolor,

pues yo lo conozco bien.

Yo lo conozco mejor.

Se que es fuerte,

a veces incluso molesto.

Yo lo siento por ti.

Me retuerce verte así,

tan feliz.

No me dejaste ni tus restos,

solo me entregaste tu ausencia

y la lloro en soledad.

Conmigo no tuviste piedad

y me negaste tu presencia.

Ahora soy un pobre loco

que mendiga corazones,

que no atiende a razones,

que todo le sabe a poco.

Que no deja de sufrir…

Tan solo un pobre infeliz.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s