Aunque sea después de mi muerte.

Quisiera dormir mil veces

y no despertar ninguna,

estar siempre con los peces

bajo la luz de la luna,

al fondo de las aguas mansas

encadenado a una piedra,

resistiéndome a las ansias

de intentar romper las cadenas;

para poder olvidarme de ti

después de lograr mi fin,

aunque sea anulando mi mente,

aunque sea después de mi muerte.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s