La vida es muy injusta.
Yo me quiero enamorar
pero la gente se asusta
al decir que soy bipolar
Ahora que hablamos de igualdad,
por qué seguimos rechazando
a quién padece una enfermerdad
qué no tiene por agrado.

El que no se asusta siente pena,
cómo si sirviera de algo.
Yo cuando pueda me largo
o me acabo cortando las venas.
Prefiero vivir en soledad
que sentirme solo cada día,
y llamar a eso libertad,
aunque sea melancolía.

En este mundo que va tan mal
yo prefiero ser más salvaje.
Liberarme de equipajes
y compararme a un animal.
Quiero ser irracional
y no vestir nunca de traje
teniendo siempre el coraje
de no hacer nunca el mal.
No necesito vestir con corbata
ni guardar las apariencias.
Quiero perder más la paciencia
y que follen a mi psiquiatra.
Quiero montar una revolución
para abrir al mundo los ojos,
en realidad se pilla antes a un cojo
que a un mentiroso cabrón.
Por eso inventaré una canción
que os haga a todos pensar
quién no es hoy bipolar
y necesita medicación.
Si todos pierden la razón
por un puñado de billetes.
Yo no quiero esos grilletes
tampoco ser un ladrón.
Por eso cuando tenga fuerzas
voy a salir a esta selva
a vender mis poesías
y a luchar por mi vida.
Es el precio de la libertad
en este mundo capitalista,
qué si quieres ser artista
rozarás la mendicidad
y en ocasiones la locura,
queriéndote hasta matar
por mil veces fracasar.
Así es la vida de dura,
pero si un día lo logras
y consigues el éxito
dejarás de vivir de las sobras
y será tuyo todo el mérito.

Tantas veces he caído,
tantas me levantaré.
Nada ha podido conmigo
teniendo lápiz y papel.
Puedo formar mi barricada
a base de simples palabras
o hacer que te cuelgues del techo
rimando unos pocos versos.
Pero prefiero usar mis poesía
para distraer mi apatía.
Quizás sólo me sirva a mí,
pero si a alguien más ayuda
a que a urgencias no acuda,
me sentiré un poco más feliz.
Por eso, amigo, te digo,
que no dejes de expresarte.
El dolor conviértelo en arte
y sentirás más dulce el castigo
sea éste el que sea.
Lo mío es un trastorno mental,
el tuyo puede ser otro cualquiera.
Pero eso no nos impedirá
hacer lo que nos propongamos,
tener una discapacidad
no significa que no sirvamos,
pero sí nos tienen que ayudar
a hacernos la vida mas fácil,
para así poder crecer
u que dejemos de decir "casi"
logrando así de una vez
todo lo que nos propongamos.
Yo quisiera ser poeta
y no dejo de intentarlo,
pero la fama no es mi meta
prefiero el anonimato.
Aunque me gustaría, claro
que entrara el dinero por fajos
pero sin salir de mi cuarto.
Ahora se puede hacer
gracias internet
yo ya lo intenté
pero no lo logré.
Aún así sigo rimando,
y casi todo lo que rimo
en mi blog lo voy colgando,
porque cada vez que escribo
mi alma se va liberando
de tanto dolor irracional.
Por eso aunque lo haga mal
lo voy a seguir intentando.

Yo también querría ser rico
pero me pregunto para qué.
Si me lo gastaría en perico
y no pararía de beber.
Si ahora no tengo que trabajar
y no paro de fumar
imaginate como sería
si me tocara la lotería.
Por eso prefiero ser pobre
o vivir vendiendo cobre
y seguir viviendo con poco
que acabar volviendome loco.
Para mi ya es riqueza
poder escribir poemas.
Unos capaces de abrir piernas
otros de retar a la realeza.
Si no llego a fin de mes
para eso tengo mis manos,
mi cerebro averiado,
y también mis dos pies,
y unos cuantos versos
que intentar ofrecer
a cambio de unos euros
para poder comer.

Considero que escribir
es una forma de sobrevivir.
Una manera de no perder tu tiempo
cuando todo lo que te rodea es tormento.
Cuando no quieres ni salir
y te da completamente igual
tu manera de vvestir
Cuando no te quieres duchar.
Cuando te cuesta levantarte de cama,
y de vivir no tienes ganas.
No pienses que escribrir tus palabras
no sirve para nada.
Es una inversión de futuro
para cusndo no tengas un duro.
Siempre puedes salir después
y tus escritos vender.
Quizás puedas publicarlos.
Porqué no si yo lo he logrado?
Si no he conseguido fama
quizás es porque no soy bueno
no por no haberle puesto ganas
pero nunca me acabaré rindiendo.
Pero imaginate que tú lo consigues,
que millones de personas te siguen
por las cosas que escribes
Sólo no pierdas la ilusión
de hacerlo con el corazón,
pues no hay mejor razón
Que ganarte la vida con lo que te gusta
Así que coge lapiz y papel
descargalo todo en él
y después, relajate y disfruta.