Hay trenes a los que no se puede volver cuándo ya te has bajado
Hay trenes a los que no puedes subir porque ya se han marchado.
Hay trenes que esperan una eternidad en el andén.
Hay trenes a los que no le importa nunca con quién.
Hay trenes que sólo son de ida.
Hay trenes que a la vuelta desean otra partida.
Hay trenes con equipajes olvidados por sus pasajeros.
Hay trenes que siempre viajan vacíos.
Hay trenes que transportan prisioneros.
Hay trenes cuyos viajes son delirio.
Hay trenes de mercancías sin alma.
Hay trenes en los que siempre viajas en calma.
Hay trenes que descarrilan.
Hay trenes que nunca se olvidan.
Hay trenes que te muestran el mundo
Hay trenes cuyo viaje dura un segundo.
Hay trenes que desearías no haber cogido.
Hay trenes que te muestran el camino.
Hay trenes a lo que si no te has subido, debes darlos siempre por perdidos.

Me pides solidaridad.
Y tú, cuántas veces has dado limosna este año?
Me pides solidaridad.
A cuántos enfermos has atendido este año?
Me pides solidaridad.
A cuántos inmigrantes has ayudado este año?
Me pides solidaridad.
A cuántas víctimas de violencia machista has escuchado este año?
Me pides solidaridad porque tú tienes que quedarte en casa.
Yo llevo 20 años encerrado por una enfermedad mental y hoy ya no puedo más.
Me pide solidaridad también el Estado, ese que me recortó 500 euros mensuales de mi pensión sin causa justificada.
Me pides solidaridad y yo empiezo a estar hasta los cojones.
Pocos son los que me dan pena, tantos como aquellos que sí fueron solidarios conmigo a pesar de lo difícil que puedo ser a veces.

No me pidas más. Yo ya dí todo lo que tenía antes de que todo esto empezara.
Yo quiero vivir. Y si tengo que morir, quiero que sea habiendo vivido lo que no pude vivir hasta ahora.
Por qué? Pues no pude vivirlo por la falta de solidaridad y de empatía de aquellos que hoy me piden que sea solidario con ellos.

Yo, a eso, lo llamo egoísmo.

Me quedo en casa, sí, pero es por puro egoísmo también, y porque es lo que llevo media vida viviendo. Desde luego, no lo hago por ti. No te lo mereces.