Esta también te la dedico.

Dedicado a alguien muy especial.

He sido un niño maltratado,
mi padre me ha abandonado.
He sido niño víctima de abuso sexual.
Hoy dicen que tengo una enfermedad mental.
Yo creo que salí bastante normal
después de haberlo pasado tan mal.
Son ellos los que están en pecado,
son ellos los trastornados.
Todo mi mal es pasar el día fumado
y con eso nunca a nadie he lastimado.
A mi me ayuda a no estar fatal
y a ser una persona mas cordial.
Aunque me lleve a un pozo abismal
esto es para mí lo ideal.
Fumando porros aquí exiliado
es como me siento mas liberado.
Y aunque el dolor nunca he olvidado,
la vida se me ha pasado
con cierto tinte otoñal,
melancólico y sentimental.