No sé si tirar la toalla,
si rendirme antes de empezar.
No sé si recuperar mi antifaz
y volver a las cosas malas.
No quiero hacerlo, lo juro.
Pero me siento inseguro
y tengo miedo de perder.
No se si volver a correr
por esos pasillos oscuros.
No sé que podría yo hacer
por volver a sentirme puro
y la cabeza ya no perder.
No importa, no es mi culpa.
Son mis pensamientos que insultan
a mis más nobles sentimientos.
Y eso, es lo que causa el tormento.
Pero volveré a reaccionar.
No me rindo nunca del todo.
Quiero poder caminar
y coger por los cuernos al toro.

Anuncios

Tal vez no le guste al mundo.
Pero quizás es este mi destino:
Poder andar mi camino,
soñando a cada segundo.
Conocer personas hermosas,
que se paran a oir tu historia.
Dejar que gire mi noria,
y así poder hacer otras cosas.
Yo nunca fui mala persona,
tan sólo me perdí en esta senda.
Pero a veces no se perdona,
a quien lleva fuego en las venas.
Hoy me siento tan distinto.
Tan lejos de aquel abismo,
y tan lejos de todas mis penas,
que quiero compartir mis poemas,
con todo el que quiera leerlos,
con todo el que quiera entenderlos,
con todo al que le importe mi lema:
Vive como te dicte tu alma,
o querrás buscar otras salidas,
seguramente tan malas,
que destrocen más de una vida.

Mi cama ya no se siente vacía
desde que conozco tu sinfonía,
desde que está en mi compañía
y me regala su alegría
Ella me cuenta historias.
Recita versos de colores.
Vuelve mi cabeza una noria.
Y me levanta pasiones.
Pero a veces es perversa,
y sabe acrecentar mis miedos,
pero cuando le digo te quiero
ella me entrega sus besos…
Y los disfruto con agrado,
pues son tan dulces y tiernos
que si durante sus besos muero,
será mi final el más grato.

Mis poemas son fruto de mi trabajo.
O más que de mi trabajo,
son fruto de mi sufrimiento,
y de algún bonito sentimiento.
Por eso les pongo un precio.
No penséis que soy tan necio.
Pues les tengo mucho aprecio.
Y si un día me los robaran
sería mejor para ellos
que con mi vida acabaran.
Pues si no puedo tenerlos
a ellos, no al dinero,
perdería parte de mi alma.
Pues ellos me dan la calma.
Sin ellos estaría loco
y la vida me sabría a muy poco.

A veces, es como si Dios me guiase.
Como si su energía diera las respuestas
haciendo que mi alma no se canse
y mis palabras no sean escuetas.
Que más da si es energía,
Dios, o Naturaleza.
Algo hay en esta vida
que nos supera con su grandeza.
Quizás sólo unos pocos
podamos escuchar esas voces.
Quizás sólo los locos
comprendamos sus reproches.
No. No es posible!
Pero… y si lo fuera?
Acaso es tan increíble
pensar que hay algo ahí afuera?
Si el hombre conquistó La Tierra…
Si un ser diminuto hizo maravillas…
Qué no puede hacer la energía
para corregir al que hierra?
Si todavía no crees en la magia,
observa el milagro de la vida,
tan pronto se da como se quita,
y todo lo demás son falacias.
Quién mueve aquí los hilos?
Es el hombre o su destino?
Es acaso un ser maligno?
No lo creo, lo sé fijo.
Pues de las tinieblas de sale
pero de la luz y su brillo
nadie quiere, puede o sabe
decir que no a ese camino.
No, si tu alma es pura,
si respetas a los animales,
si comprendes que son racionales,
si no eres del diablo su puta,
y comprendes tus andares.
Come, reza, ama.
Llevate ese lema a la cama.
Pues comer alimenta el cuerpo,
rezar alimenta el alma,
Y con el amor sincero
Mantendrás caliente tu cama.