Stoker

Eres la tinta que me dio la vida,

eres el creador de mi sangre,

eres el monstruo literario,

yo soy Drácula y tú mi padre.

Tú nacimiento otorgó pesadillas,

romanticismos de sangre,

y estilos de vida.

Siglo y medio con tres lustros

de vagar por las penumbras,

de salir de nuestras tumbas,

de ser nobles del submundo.

De doncellas color mármol,

de colmillos afilados,

de vampiros extasiados,

de magia negra hechizadora.

Tantos años inmortales…

Hubiera querido que fueran tuyos

para seguir con tus tinteros

creando monstruos admirables.

Feliz aniversario Stoker. Que tu ataúd sea tu cobijo hasta que tú también puedas levantarte.

Anuncios